Toda crisis necesita un cambio

Toda crisis necesita un cambio
Clasificado en y etiquetado en , , , ,

Vivimos aún momentos duros e inesperados. No sabemos cómo será exactamente el futuro, pero sí que nada será como antes. La pandemia nos ha tocado a todos de algún modo, destrozando vidas y expectativas, pero también cuestionando el funcionamiento de muchas instituciones.

En la Universidad de Salamanca la crisis ha mostrado debilidades y carencias. No teníamos una estrategia de digitalización, no teníamos una administración ágil, no estábamos bien organizados. Por esa razón, nuestra respuesta no se ha basado en la aplicación de planes generales, sino en el sobreesfuerzo y el desgaste de todos los miembros de la comunidad universitaria: del estudiantado, del profesorado y del personal de administración y servicios.

Esta realidad exige un cambio. Es necesario prepararnos para un futuro que sin duda va a ser distinto. Debemos hacerlo, por supuesto, sin perder nuestra identidad de una gran universidad pública, abierta al mundo, con una gran tradición humanística, un espacio consolidado de libertad académica comprometido con su entorno social y económico. La Universidad de Salamanca está obligada a reinventarse para ser esencialmente innovadora.

Y prepararnos para el futuro implica muchas cosas, pero el cambio debe comenzar por la eliminación de todo aquello que frena el talento y la capacidad de estudiantes, docentes y de las personas encargadas de la administración y los servicios. No podemos seguir siendo un lugar de trabajo con trámites que en vez de facilitarnos las cosas nos las complican. El futuro está en una Universidad donde todos tengamos estímulos, medios y tiempo para desarrollar nuestro trabajo. Debemos cambiar, ante todo, para no fallar a esta generación que ahora estudia con nosotros. No podemos seguir formando personas para un mundo laboral del pasado. Su futuro es nuestra responsabilidad y compromiso.

No volvamos a la normalidad. Vayamos a algo mejor. Es tiempo de convertir la crisis en oportunidad. Juntos nos podemos enfrentar a la crisis ahora. Es posible cambiar ahora. Podemos hacerlo mejor y a todos nos puede ir mejor.

Mariano Esteban de Vega

Catedrático de Historia Contemporánea

Agradecemos que difundas