La iniciativa Universidades Europeas y nuestra Universidad

La iniciativa Universidades Europeas y nuestra universidad

El 29% de las universidades españolas forma parte de la Iniciativa Universidades Europeas, aprobada en diciembre de 2017 y desarrollada a partir de 2018. Como es sabido, nuestra Universidad fue seleccionada en julio de 2020 junto con otras doce universidades españolas para participar en ella. Un año antes otras 11 universidades españolas habían sido elegidas para participar en lo que también se ha denominado “macrocampus europeos”. En la actualidad, de las más de 280 instituciones de educación superior europeas que participan en esta Iniciativa, 24 son españolas. Formar parte de esta Iniciativa puede aumentar la internacionalización de nuestra Universidad, entre otros ámbitos.

Pues bien, el 17 y 18 de mayo se ha celebrado un Consejo sobre la Iniciativa Universidades EuropeasTender puentes entre la educación superior, la investigación, la innovación y la sociedad: allanar el camino para una nueva dimensión en la educación superior europea. El contenido de las conclusiones de este Consejo nos puede servir de guía a la hora de saber qué se espera de esta Iniciativa en los próximos años. Creo que las universidades que participan en la misma, si quieren desempeñar un papel activo, deberían tener en cuenta su contenido e incluso reflexionar sobre qué pueden aportar y cómo hacerlo para conseguir lo que se pretende a medio plazo dentro de la Iniciativa.

Activando los enlaces se pueden consultar tanto el contenido de la Iniciativa como lo acordado hace unos días sobre la misma. Pero merecen señalarse algunas de las cuestiones que se contemplan en las conclusiones del Consejo para darse cuenta de la importancia que puede tener la Iniciativa Universidades Europeas para la educación superior del Viejo Continente. Me centraré en cuatro que creo que son de gran relevancia para la Universidad de Salamanca.

En primer lugar, se reconoce que “la Iniciativa Universidades Europeas tiene por objeto contribuir a una Europa más unida, innovadora, digital, conectada y ecológica, abierta al mundo de manera más amplia mediante el aumento de la resiliencia, la excelencia, el atractivo y la competitividad internacional de las instituciones europeas de educación superior”.

En segundo lugar, la Iniciativa debe orientarse hacia “la creación de campus interuniversitarios europeos” y aLa creación de alianzas cada vez más sólidas mediante el estudio de la viabilidad de la matriculación conjunta de estudiantes y la contratación conjunta de personal docente e investigador”.

En tercer lugar, las universidades deben propiciar que “haya una movilidad equilibrada de los estudiantes, movilidad del personal y circulación de cerebros dentro de las alianzas”.

Por último, debe propiciar “un aumento de la excelencia en la investigación y en la calidad de la educación, también en el contexto internacional, para así contribuir a la competitividad del sector europeo de la enseñanza superior en el contexto de la carrera mundial por el talento”.

Le corresponde a nuestra Universidad implicarse al máximo para aprovechar los potenciales beneficios que se deberían derivar de nuestra participación, desde 2020, en la Iniciativa Universidades Europeas. Todavía estamos a tiempo.

Rafael Bonete Perales

Profesor Titular de Economía Aplicada

Agradecemos que difundas