La Cátedra “Ramos Sucre”

La Cátedra “Ramos Sucre”

La Cátedra de literatura venezolana “José Antonio Ramos Sucre”, enmarcada en el Departamento de Literatura Española e Hispanoamericana, tiene ya casi tres décadas de existencia -los cumplirá en el año 2023- en nuestra universidad. La idea surgió cuando Carmen Ruiz Barrionuevo, catedrática de literatura hispanoamericana, y José Balza, relevante escritor venezolano, notaron una carencia en el estudio y conocimiento de la literatura de ese país. Coincidieron, en aquel lejano 1993, en un encuentro que había organizado Julio Ortega, crítico peruano de referencia, en la Universidad de Brown, en Estados Unidos. No es inocente el contexto a la hora de imaginar y pergeñar este puente cultural entre Venezuela y España porque la práctica en la fundación de cátedras o instituciones de prestigio vinculada a las universidades norteamericanas es frecuente y su tradición de donaciones bien conocida. Impartí clases durante dos años en universidades estadounidenses (Brown y Penn) y comprobé que este tipo de iniciativas son mimadas y en ocasiones recurren a patrocinios externos, a donantes que saben ver esa proyección inusitada de las cátedras para la cultura, arte, literatura de un país determinado.

El acuerdo firmado en la USAL con el CENAL de Venezuela funcionó -y muy bien- durante años; se fue consolidando un intercambio cultural, literario, humano. La USAL cubría únicamente la estancia de los profesores en la ciudad durante dos semanas. El resto de los gastos, los más cuantiosos, dicho sea de paso, corrían de la parte venezolana. Sin embargo, en los últimos tiempos, el contacto con el Centro Nacional del Libro de Venezuela ha sido esporádico, intermitente y no ha sido posible ponerse de acuerdo en la aprobación de las propuestas de candidatos para impartir seminarios y conferencias. Cuidar la calidad y las propuestas de los profesores y escritores cuando han pasado todos los grandes nombres a lo largo de tres décadas nos parece fundamental. El hecho de que la cátedra, adscrita al Departamento de Literatura Española e Hispanoamericana de la USAL, lleve funcionando tanto tiempo se debe también a la implicación constante y el interés y esmero de profesores, doctorandos y estudiantes de máster. Esta es la mayor prueba de su éxito y también de la importancia que tuvo el apoyo institucional del entonces rector, Julio Fermoso, quien desempeñó un papel clave en la firma de dicho convenio entre el CONAC (hoy CENAL, Centro Nacional del Libro de Venezuela) y la USAL.

En la Cátedra Ramos Sucre se llevan a cabo dos tipos de dinámicas de manera anual: dos cursos de Literatura Venezolana que imparten destacados profesores de las universidades de este país, y un encuentro de escritores venezolanos que tiene lugar en la última semana de noviembre de cada año. El encuentro fomenta, con la visita en cada evento de tres o cuatro notabilísimos escritores de ese país, el conocimiento y el diálogo, por parte de profesores y estudiantes, de los más destacados autores del momento, instituyéndose como una actividad complementaria pero esencial del programa docente. Los encuentros son siempre participativos y tanto profesores como estudiantes de doctorado realizan las presentaciones de las obras de los autores propuestos. Estas conferencias, seminarios y presentaciones propician la realización de trabajos de investigación, tanto de Grado como Tesis Doctorales. Los cursos se realizan durante los meses de noviembre y mayo, tienen la duración de tres semanas, con 30 horas de clase, y aunque están abiertos a todos los estudiantes de la Universidad, en los últimos años ha estado vinculado al Programa de Doctorado del Departamento. En la actualidad, sus cursos y actividades se integran en el título Máster en Literatura Española e Hispanoamericana, Teoría de la Literatura y Literatura Comparada. En los dos últimos cursos académicos se ha contado precisamente con la presencia de José Balza, al que se dedicó una mesa redonda compuesta por Ernesto Pérez Zúñiga, Juan Carlos Chirinos y Juan Carlos Méndez Guédez en septiembre de 2019, así como con Antonio López Ortega, quien impartió un curso intensivo sobre relato venezolano. Asimismo, en el otoño de 2020 se dictaron tres conferencias magistrales a cargo de Arturo Gutiérrez Plaza, Verónica Jaffé y Marina Gasparini Lagrange, aunque en modalidad virtual debido a la pandemia del COVID. Debido al distanciamiento con el CENAL y a la falta de otros apoyos institucionales o privados, la Cátedra Ramos Sucre se financia desde 2019 gracias a una pequeña aportación anual del propio Departamento de Literatura Española e Hispanoamericana.

Dado el merecido reconocimiento internacional de esta cátedra que ha permitido, de manera continuada y estimulante, acercar a profesores y estudiantes de la USAL los grandes nombres de ensayistas, poetas y novelistas de este país que es Venezuela y que tiene un espléndido, fructífero, y en parte inexplorado, campo cultural, sería bastante negligente no empujar para que continúe su labor, pese a las posibles dificultades y contingencias económicas o políticas. En este sentido, considero que es indispensable no desaprovechar el potencial que tiene.

Tenemos la red armada y tejida. No permitamos que se deteriore y, en el cribado, se nos escapen, ya no los peces, sino el oro.

María José Bruña Bragado

Profesora titular y coordinadora de la Cátedra de Literatura Venezolana “José Antonio Ramos Sucre”

Departamento de Literatura Española e Hispanoamericana

Facultad de Filología

Agradecemos que difundas